Mail Us

Info@domain.com

Call Us

(+021) 2336 278

TERAPIA FOCAL MEDIANTE
HIFU PARA EL CÁNCER DE PROSTATA

Terapia focal sin cirugía

¿En qué consiste el tratamiento de terapia focal mediante HIFU
para el cáncer de prostata?

La terapia focal mediante HIFU (High Intensity Focal Ultrasound) es una técnica para tratar el cáncer de próstata de forma precisa y selectiva, sin la necesidad de extirpar completamente la próstata mediante cirugía. Mediante un dispositivo robótico, esta técnica utiliza energía de ultrasonido focalizado de alta intensidad para destruir selectivamente las células cancerosas en la próstata, preservando al mismo tiempo el tejido sano circundante.

Tratamiento de cáncer de próstata localizado

Tratamiento de recidivas locales del cáncer de próstata

Tratamiento del fracaso a la radioterapia

Manejo de lesiones precancerosas

HIFU

¿Qué ventajas tiene la terapia focal mediante HIFU para el cáncer de próstata?

Este tratamiento no requiere cirugía, se realiza de forma ambulatoria y la recuperación es rápida. Además, elimina solo el tumor, preservando tejido sano y funciones como la continencia y la función sexual. Gracias a su avanzada tecnología, supone un menor riesgo de incontinencia urinaria y disfunción eréctil que otras opciones. Puede repetirse si el cáncer reaparece. Es una opción ideal para pacientes que no desean o no son candidatos a tratamientos radicales. Permite mantener una vida activa y con menor impacto en la salud sexual.

Mínima invasión.

Recuperación rápida del paciente urológico.

Máxima precisión.

Ondas de ultrasonido eficaces e inofensivas.

Minimización de secuelas como disfunción eréctil o incontinencia urinaria.

tratamiento-hifu-cáncer-de-prostata
Terapia focal para el cáncer de próstata

¿Cómo se realiza la terapia focal mediante HIFO sin cirugía?

La terapia focal mediante HIFU para el cáncer de próstata es un tratamiento mínimamente invasivo para el cáncer de próstata que utiliza ultrasonidos de alta intensidad para destruir las células cancerosas. Se realiza con anestesia y el paciente se coloca de lado. Una sonda se introduce por el recto y se utiliza para crear un mapa tridimensional de la próstata. A continuación, se calculan los disparos de ultrasonido necesarios para eliminar el tumor, teniendo cuidado de no dañar los tejidos circundantes como la uretra, el esfínter y las bandeletas neurovasculares.

El procedimiento dura entre 1 y 3 horas, dependiendo del tamaño de la próstata. Después del tratamiento, se coloca una sonda vesical durante unos días para drenar la orina. La mayoría de los pacientes son dados de alta al día siguiente y la recuperación es rápida.

FAQ

Preguntas frecuentes

En este apartado, damos respuesta a las preguntas que más nos soléis repetir con respecto al tratamiento HIFU. 

La terapia focal consiste en el tratamiento ablativo, de la zona donde asienta el cáncer de próstata con un margen de seguridad. Idealmente, debería compartir los aspectos positivos de la vigilancia activa la vez que se aproxima al control oncológico proporcionado por los tratamientos radicales.

El tratamiento HIFU se realiza bajo anestesia local o general.
Una sesión típica dura entre 90 minutos y 2 horas. El paciente descansa en posición decúbito lateral derecho. La sonda de tratamiento se inserta en el recto del paciente, permitiendo que el médico vea la próstata utilizando el escáner de ultrasonido incorporado y hace el tratamiento del paciente.

El HIFU ofrece una opción curativa sin precedentes para los pacientes que sufren de recaída localizada después de la radioterapia. Las tasas de supervivencia son bajas cuando esta situación se trata con cirugía, y la terapia hormonal sólo sirve para fines paliativos.