Estudio urodinámico, una de las pruebas más comunes en Urología

El estudio urodinámico es una de las pruebas más comunes en el ámbito de la Urología. Se realiza con tecnología muy avanzada y facilita el diagnóstico correcto y, por tanto, el tratamiento de problemas como incontinencia de orina, dificultad para orinar o afectación de la vejiga por posibles prolapsos. Es muy posible que su médico se la indique si presenta alguno de estos problemas.

Esta moderna prueba permite provocar y reproducir los síntomas que padece el paciente y registrarlos de forma gráfica durante las fases de llenado y de vaciado; y así ver cómo funciona la vejiga y la uretra, su elasticidad y cuánto volumen de líquido puede albergar.

La prueba es muy sencilla, puede resultar un poco molesta aunque no dolorosa, y suele durar entre 45 y 60 minutos. El procedimiento se desarrolla en dos fases:

  • Fase de llenado: Se introduce agua destilada en la vejiga a través de una sonda. El gráfico registra en paralelo los datos de presión vesical y rectal (con otra sonda) y los posibles escapes de líquido mientras se llena la vejiga.
  • Fase de vaciado: Se registra esos mismos datos mientras se vacía la vejiga.

Entre las mediciones el estudio permite ver qué tipo de incontinencia se padece y sus características, y por tanto, cuál es el tratamiento más adecuado a cada caso.

2017-05-25T11:43:49+00:00